¿Que si nos gusta la avena? ¿A nosotros? ¡Qué pregunta!

Si nosotros somos esos cuya primera palabra no fue "mamá" ni "papá", sino "avena".

Somos de los que se nos alegra el día al ver los granos de avena, tan solo con mirarlos.

Somos de los que nos gusta decorar el árbol de Navidad con estrellas de avena. Y al describir nuestro color de pelo ideal decimos "rubio avena". Nosotros no tenemos trasteros en casa, sino graneros de avena.

Somos los que lo sabemos todo, todo, todo sobre la avena y aún así no tenemos suficiente, queremos saber más cada día que pasa. Somos los que nunca nos aburrimos de la avena porque siempre descubrimos algo nuevo.

Somos Kölln. Y estamos

LOCOS POR LA AVENA.