Despierta al experto en alimentación que hay en ti.

No hace falta saberlo todo, solo hace falta saber dónde buscar la información. Nuestro diccionario sobre alimentación contiene todo lo que hay que saber sobre los componentes y efectos de la avena, los copos, los mueslis y cia. ¡Que te diviertas descubriéndolo!


A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 0-9


Colesterol

El colesterol es una sustancia lipídica que forma parte de todas las células del organismo de personas y animales. El cuerpo produce colesterol principalmente en el hígado, aunque también en otras células. Además, ingerimos colesterol por medio de los alimentos. El colesterol es: - un componente importante de la membrana celular y su elasticidad; - un material de partida para hormonas esenciales de las cápsulas suprarrenales, las glándulas genitales y para las vitaminas del grupo D - una sustancia fundamental para la formación de los ácidos biliares, los cuales se ocupan, por su parte, de regularizar la digestión de las grasas en el intestino delgado. En el organismo, los mecanismos reguladores procuran un nivel de colesterol uniforme y una composición constante de las lipoproteínas; para ello, la formación de colesterol propia del cuerpo se frena por la ingesta de colesterol a través de la alimentación. Si este mecanismo regulador falla, aumenta el nivel de colesterol.

Colesterol HDL

A Las HDL (lipoproteínas de alta densidad) se las conoce popularmente como el colesterol "bueno", pues absorben el exceso de colesterol de las LDL (lipoproteínas de baja densidad) y los depósitos calcificados, y pueden devolverlo al hígado. Ahí el colesterol se usa para la formación de ácidos biliares.

Colesterol LDL

El colesterol LDL, junto al colesterol HDL, son las lipoproteínas que conforman el sistema de transporte para lípidos y sustancias lipídicas en sangre. Las LDL son la variante con más colesterol, ya que contienen el 75% del colesterol circulante y abastecen a las células de este componente. Si estas no pueden absorber más colesterol, las LDL con su carga de colesterol pasan a la sangre. Como resultado, las primeras partículas pueden empezar a depositarse en las paredes de los vasos sanguíneos; así es como comienza la arteriosclerosis.