MANI­FIESTO

Cuando decimos que estamos locos por la avena lo decimos en serio.

Cuando decimos que estamos locos por la avena lo decimos en serio. Al fin y al cabo, somos casi 400 personas las que todos los días nos levantamos para que nuestros productos lleguen al consumidor. Estamos locos por la avena, sí, en lo que la locura tenga de obsesión por el trabajo bien hecho. Y en lo que tenga también de alegría por estar convencidos de que el producto que vendemos -copos, crujientes, mueslis, porridges de la mejor avena…- es bueno. ¿No es como para estar locos de contentos?

Introducir la avena en la dieta, en sus múltiples formas, tiene muchos beneficios. Es un alimento perfecto para la vida que tenemos que llevar hoy. Y una buena alimentación es básica. Porque tener buena salud ayuda a ver las cosas de manera positiva. Y ver las cosas positivamente nos cambia la vida. En Kölln así lo creemos y por eso apostamos.

Piensas y sientes que algo es bueno, y te dedicas a ello de todo corazón. Ya está.

Y habrá quien se pregunte: ¿de verdad todo lo anterior puede surgir de un simple grano de la mejor avena?

Si a ti también te entusiasman los copos, tus copos de avena son Kölln.